CONSULTOR TÉCNICO EN JUICIOS ORALES

En muchas ocasiones, durante el desarrollo del proceso se vislumbra la falta de conocimientos técnicos por parte del defensor, la parte actora o la demandada, con relación a las pruebas periciales ofrecidas u ofertadas en los procedimientos respectivos. Esta deficiencia puede traducirse en el indebido ofrecimiento de la prueba, en errores u omisiones en la formulación en el planteamiento del problema y, para el caso especifico del consultor técnico en juicio, en la inadecuada formulación del interrogatorio, contra-interrogatorio, re-interrogatorio o recontra-interrogatorio; Ante ello, resulta necesario e indispensable que los litigantes sean auxiliados por un experto en el arte, ciencia, técnica o disciplina materia del desahogo, con la finalidad de plantear cuestionamientos idóneos al fondo del asunto, que tiendan a acreditar debidamente a sus peritos y a combatir con eficacia la capacidad del perito de la contraria, así como su idoneidad, el fondo de su dictamen y el sustento teórico y metodológico de sus dictámenes periciales.